Aviso. Google obtendrá datos personales de las personas que lean este blog sin que yo pueda hacer nada para evitarlo. Se puede evitar usando una aplicación para el navegador, como Ghostery para Mozilla Firefox.

martes, 9 de marzo de 2010

El modelo social europeo en riesgo

Estamos en el año 2.010.
Sueldos.
Colombia, de 100 a 300 euros mensuales, según la cualificación.
España. Administración pública. De 1.000 a 3.000 euros mensuales, según cualificación.
Leyes laborales.
Colombia. Hilarante por lo vergonzosas.
España. Un sistema de protección al trabajador.
Impuestos.
Colombia. Ridículos
España. Una buena cantidad.
Estado social.
Colombia. Casi inexistente.
España. Un sistema de protección social.
Precio de una lavadora.
Colombia, 400 euros
España, 400 euros.

Y dentro de Europa, España está a la cola en lo que a protección social se refiere. Sin embargo, sigue siendo un ejemplo en comparación con otros, muchos, la mayoría, de países en el mundo.
No me referiré ahora a una parte de como Europa consiguió su nivel de bienestar. Ya sabemos que fué el resultado de la explotación de otros y el salvajismo en muchos casos. Si quiero referirme y hacer un homenaje a nuestros abuelos, que lucharon en cien guerras, se organizaron en sindicatos y grupos políticos, en condiciones de libertades civiles mucho menores que las que tenemos ahora. Y ganaron. Gracias a ellos tenemos lo que hoy podemos disfrutar. Un sistema modélico en comparación con el resto del mundo de libertades y bienestar.
Creo que el sistema europeo, con Estados fuertes que regulan la economía y protejen al ciudadano, es el mejor posible. Asistimos estos días, con la así llamada crisis, al mas formidable ataque contra el sistema europeo jamás recibido. El aumento de la deuda pública imposibilitará que los estados puedan ejercer su función de reguladores y protectores, al carecer de medios económicos. De Estados fuertes podemos pasar a Estados débiles.
¿Dónde quedaron aquellos mensajes sobre la regulación del sistema capitalista, aquellos mensajes antiliberales, del comienzo de la crisis? En la caida de Grecia y veremos quienes la siguen, la competencia entre países (mi deuda es mejor que la tuya) y el sometimiento de los estados a las leyes liberales del capitalismo. Necesitamos dinero y el dinero lo tienen otros.
Hay dos factores que juegan en contra de Europa.
Uno es el papel como consumidores que los europeos han tenido a lo largo del último siglo. Los europeos tenemos dinero y lo gastamos, por tanto consumimos. En un mundo de pobres, es necesario el consumo para que la máquina capitalista funcione. Hoy en dia, otros países emergentes están restando a Europa su importancia en el consumo global. Países como China, Rusia, Brasil, India, etc han sumado muchos consumidores, clase media con capacidad de gasto, al panorama mundial. Los europeos ya no somos imprescindibles. Y estos países ofrecen un modelo donde todo vale, sin protección laboral, ni social, ni ecológica... un modelo bastante distinto al europeo.
Otro es la crisis de valores en Europa. Crisis de valores que se concreta en los siguientes puntos:
- La creencia de que el bienestar es un derecho. No lo es. El bienestar depende del dinero que se tenga. Por mucho que la constitución reconozca la asistencia sanitaria universal, si no hay dinero para hospitales, no hay asistencia sanitaria. Las cosas no caen del cielo milagrosamente.
- La falta de esfuerzo. Creemos que esto va a durar siempre y que podemos estar tranquilos. Esto no es cierto.
- No valorar lo que tenemos. La educación, la sanidad, las infraestructuras, los subsidios... son tesoros de los que practicamente nadie en el mundo disfruta y a nosotros nos parece lo mas normal. Pues no lo es. Al no valorarlo, tampoco lo cuidamos como debiéramos.
- Individualismo. No estamos organizados. No hay interés por las cosas públicas, por los sindicatos, por la política, por el asociacionismo. Esta falta de organización colectiva puede salirnos muy cara. Nuestros abuelos consiguieron todo esto porque estaban organizados. Hoy dia, no podemos responder al ataque porque no lo estamos.
- Falta de patriotismo, o dicho de otra manera, falta de sentido de tribu. No pensamos en lo que es bueno para todos, sino en lo que es bueno para cada uno. No pensamos en el bien común, ni en el mal común. Poca responsabilidad social en un estado que pretende ser social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario