Aviso. Google obtendrá datos personales de las personas que lean este blog sin que yo pueda hacer nada para evitarlo. Se puede evitar usando una aplicación para el navegador, como Ghostery para Mozilla Firefox.

lunes, 1 de marzo de 2010

Sobre la confianza

Hace mas de 20 años que no se nada de él, pero G. fue el primer brujo que conocí. Era bueno en videncia, en sentir como son las cosas y era bueno en filosofía y frases lapidarias. Una de ellas, a la que voy a dedicar este artículo, era "si no confías en mi es que yo no puedo confiar en ti".
En efecto, he podido comprobar a lo largo de estos años cuan cierta es la frasecita en cuestión. Si alguien no confía en ti, mantente alerta, aléjate si puedes, porque tarde o temprano te van a herir en tus buenas intenciones. Por buenas intenciones entiendo tratar de demostrar al otro que está equivocado, darle todas las señales de amistad posibles, confiar en él. No servirá de nada.
La confianza es un sentimiento irracional. No atiende a explicaciones, o se tiene o no se tiene. Es como el amor en cierto sentido. No hay garantías de ser correspondido. Es como sembrar maíz en el desierto.
He comprobado que lo opuesto es también verdad. "si yo no confio en ti, tu no puedes confiar en mi" y que he herido a personas que me ofrecían confianza en vano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario